Tele 5: Hablar con los niños sobre la guerra

Sonia Martínez Lomas, psicóloga especialista en inteligencia emocional y técnico superior de Educación Infantil, así como fundadora y directora de los centros Crece Bien de Madrid, indica los pasos a seguir ante esta situación y explica cómo podemos abordar el conflicto desde casa con los más pequeños.

Preguntar al niño qué sabe y mantenerle informado
Entre otras cosas, recomienda que los niños no vean imágenes de guerra. No obstante, considera importante hacerles las siguientes preguntas: ¿qué saben?, ¿qué piensan que es una guerra?, ¿qué creen que está pasando?

El País: ¿Cómo afecta el fin de la mascarilla a la socialización?

La mascarilla ha formado parte de nuestro día a día, a los niños y adolescentes le hemos dado directrices de qué debían llevar la mascarilla y hemos sido insistentes en ello. Ahora las normas han cambiado y se tienen que enfrentar al miedo de mostrar su cara despejada cuando hay alguien cerca, algo a lo que no estaban acostumbrados”, señala Sonia Martínez Lomas, psicóloga y directora de los centros Crece Bien.

La Vanguardia: Estas son las consecuencias de imponer demasiados límites a tus hijos

Un control excesivo puede provocar problemas de ansiedad, autoestima y romper el sistema de valores. Establecer límites saludables es necesario, no solo para mantener una convivencia deseable en el hogar, también para que los niños sean capaces de desenvolverse con éxito en sociedad. No obstante, introducir demasiadas reglas en la vida cotidiana de los pequeños […]

Herrera en Cope Madrid – Entrevista a Sonia nota de prensa Hermanos:

Las vacaciones sirven para descansar del trabajo pero a veces tu descanso se complica cuando los hijos discuten.Hablamos con Sonia Martínez, directora de la Escuela de Desarrollo Emocional y Social Crece Bien. La psicóloga nos ofrece algunos consejos para llevar mejor las disputas entre hermanos.

El País; Maternidad y pandemia: convivir con el sentimiento de culpa

Seis consejos para que esta emoción no interfiera más de lo estrictamente necesario y en la relación con nuestros hijos en estos días de fatiga pandémica.

El sentimiento de culpa está estrechamente ligado a la maternidad y la paternidad. Sobre todo desde que internet facilitó el acceso a multitud de información sobre educación y crianza, facilitó la proliferación de gurús y pseudoexpertos en la materia y nos abrió ventanas a vidas familiares idílicas en las que todo es disciplina positiva, democracia participativa y entornos Montessori. Hoy todo nos genera culpa, porque tras cada grito, tras cada respuesta fuera de tono y tras cada mala vivencia que no conseguimos evitar a nuestros hijos adivinamos traumas, cerebros en construcción dañados, vínculos rotos, un desastre familiar impensable en la casa de la influencer de turno, donde todo es paz, sonrisas y tiempo de calidad.

Elegidos como “Campamento Recomendado” por el portal Campamentum

Campamentum trabaja con un gran número de entidades en todos los campos de su competencia. Estos portales son fundamentales para ayudar a las familias a encontrar la mejor elección de cara a las actividades de sus hijos, por ello estamos muy orgullosos de formar parte de sus “Campamentos Recomendados”.  Al aunar fuerzas con ellos podemos tener acceso a más familias y promover nuestras ideas y valores, alcanzar objetivos de desarrollo comunes, y fortalecer la visibilidad y el impacto de nuestras acciones. 

ABC; Las restricciones por el Covid aumentan la irritabilidad y ataques de ira en el entorno familiar

«La pandemia es una circunstancia única, algo a lo que no nos habíamos enfrentado antes. Hemos sufrido situaciones de incertidumbre y de duelo, hospitalizaciones, restricciones y cambios de vida bruscos que, muy a menudo, han hecho nuestra vida más complicada. Esto nos ha llevado a tener mayores niveles de estrés, que es una respuesta natural a entornos cambiantes, como por ejemplo el hecho de tener que compaginar el trabajo desde casa con el cuidado de los niños. Todo ese estrés acumulado durante estos meses nos lleva a sentirnos más fatigados, más cansados, y por supuesto, más irritables», afirma Gema Fuentes, psicóloga de Centros Crece Bien de Madrid.