Ser parte de la familia para ser parte de la sociedad

conceptual-1280533_1920

Hacerles sentir importantes en la toma de decisiones, contar con ellos y con su opinión y, sobre todo, darles autonomía para que vayan haciendo cosas por sí mismos cuando van estando preparados para ello, son acciones fundamentales para que nuestros hijos se sientan parte de la familia.

 

Decía Beatriz M. Muñoz, autora del conocido blog Tigriteando y del libro Montessorízate. Criar siguiendo los principios Montessori, en esta entrevista en Madresfera que “La primera socialización está en la familia y Montessori va a incentivar a nuestros peques a que se sientan parte, pertenezcan y contribuyan a la familia. Va a ser un chute de autoestima para toda su vida”. Y la realidad es que no le falta razón ya que, pese a lo importante que es esta primera forma de socialización, a menudo nos olvidamos de las repercusiones que tendrá a futuro para nuestros hijos, pero también para el resto de la sociedad, no ayudarles en ese camino.

Para hacer sentir a nuestros hijos que son parte de la familia debemos hacerles partícipes de todo lo que tenga que ver con ella. ¿Cómo? Pues aunque parece una pregunta complicada es tan simple como hacerles sentir importantes en la toma de decisiones, contar con ellos y con su opinión y, sobre todo, darles autonomía para que vayan haciendo cosas por sí mismos cuando van estando preparados para ello. También tratarles con el respeto que merecen, que aunque parezca una verdad de Perogrullo, a muchos se nos olvida que cómo les tratemos marcará lo que ellos repetirán después, así como la relación que establezcamos con ellos.

Una relación sana con los hijos pasa por el respeto mutuo, pero también por nuestra capacidad de escucha, como contábamos en este post recientemente:  “De nada sirve que le pidamos a nuestros hijos que nos escuchen si nosotros no les prestamos atención. Lo mismo si queremos que nos hablen, mantener una conversación. ¿Cómo hacerlo si les excluimos continuamente de las conversaciones en casa? Para ellos también es importante lo que tienen que contarnos. Y muchas veces también quieren saber de qué estamos hablando, participar en el diálogo. Ser parte, al fin y al cabo”.

 

family-2355697_1920

 

La familia como recurso para hacer del mundo un lugar mejor

En 2016, con motivo del Día Internacional de las Familias, el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon (República de Corea), lanzaba un mensaje claro sobre la necesidad de una mayor concienciación sobre la necesidad de ofrecer entornos saludables y una parentalidad positiva a nuestros hijos: “La promoción de entornos familiares de apoyo y de la parentalidad positiva por medio de políticas y leyes ayuda a las familias a criar hijos sanos y felices que tengan la posibilidad de llegar a ser adultos valiosos y productivos. No dejar a nadie atrás significa no dejar a ninguna familia atrás. En este Día Internacional de las Familias, propongámonos promover el desarrollo sostenible mediante la creación de un entorno propicio en el que todos los miembros de todas las edades de la familia puedan desarrollar su potencial de contribuir a nuestro mundo”.

 

magnets-2487101_1920

 

Save the Children define la parentalidad positiva de la que hablaBan Ki-moon como aquella que se asienta en los principios de atención, orientación, reconocimiento, potenciación y educación sin violencia. “Crecer en un hogar sin violencia, cargado de amor y respeto es clave para la vida de los niños y las niñas. Les ayuda a crecer sanos y a convertirse en futuros ciudadanos adultos, responsables y comprometidos con la sociedad. Ejercer la parentalidad positiva significa respetar los derechos de los niños y educarles sin recurrir al castigo físico”, señalan.

La familia es el motor de toda sociedad, donde cada miembro logra desarrollarse en colaboración con el resto de individuos que forman parte del grupo. Sólo así, desde la infancia tenemos la oportunidad de adquirir las habilidades y los valores que nos ayudarán a vivir en armonía en el entramado que forma la sociedad. Somos una pieza más en un puzzle enorme.

Construir un mundo mejor pasa por contextos familiares en el que los más pequeños puedan desarrollarse de manera sana y plena. Con un ejemplo positivo y con coherencia entre nuestros actos y nuestras palabras, siempre desde la aceptación incondicional del otro y el respeto. Y esto es tarea de todos nosotros. También de las administraciones, que son quienes deben proporcionar los recursos necesarios a las familias de modo que todas por igual, sin distinción de raza, posibilidades económicas o condición, puedan asumir su parte de responsabilidad.

 

FAMILIA

 

 


En Crece Bien somos profesionales con amplia experiencia en inteligencia emocional. Si tienes alguna duda o necesitas alguna recomendación, te animamos a que contactes con nosotros, estaremos encantados de atenderte. Puedes hacerlo en el correo electrónico informacion@crecebien.es o en el teléfono 910002602.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *