Ideas para exprimir el verano en familia

 

verano en familia

 

Hemos vivido un intenso año de trabajo, obligaciones y un ritmo frenético. Ahora llega el momento de descansar. Pero de descansar de verdad y de conectar en familia, claro. Os damos algunas ideas divertidas.

 

Después de un intenso año de trabajo, obligaciones y un ritmo frenético llega el momento de descansar. Pero de descansar de verdad y de conectar en familia, claro. Y para hacerlo es necesario evitar las pantallas, o limitarlas lo máximo posible, también dejarnos llevar por el ritmo lánguido del verano. Sin urgencias ni impaciencias.

Para disfrutar del verano en familia y sacarle el máximo partido os proponemos algunas ideas. No son una receta mágica, son pinceladas de lo que puede ser un verano fantástico en familia. Es importante relajar las rutinas y no mantener ese orden germánico al que estamos obligados durante el curso. ¿Y si dejamos un hueco a la improvisación y el factor sorpresa? De aquí salen las mejores aventuras. Y sí, el aburrimiento también debe estar presente porque  es un recurso maravilloso y útil.

 

8 ideas para exprimir el verano

Cine de verano. En la mayoría de ciudades españolas se organizan proyecciones de cine en verano. Es una oportunidad fantástica para disfrutar de una película al aire libre con los peques.

Comer un helado y aprovechar la sombra de los parques más antiguos de la ciudad para un paseo. Este seguramente sea el plan favorito para los más golosos, y si lo hacemos como algo puntual se convierte en un auténtico regalo.

Organizar un día en una piscina que no conozcamos. La comunidad de Madrid ofrece un montón de piscinas al aire libre para todos los gustos, desde las más “naturales” en un entrono espectacular como Las Presillas, Riosequillo o Las Berceas hasta los espacios acuáticos más lúdicos, como Aquopolis.

Disfrutar de las fiestas de los barrios de la ciudad o escaparnos a un pueblo cercano. El verano es un período de fiestas, aprovechemos para salir a bailar a la plaza de un pueblo o a practicar alguna de las actividades organizadas en las fiestas de los barrios de Madrid.

Escapar a la sierra más cercana. Estar en contacto con la naturaleza es necesario, sobre todo en el caso de las familias más urbanitas. Una idea fantástica es organizar una escapada a la montaña acompañados de una buena tortilla de patatas, agua fresquita y algo de fruta. Allí todo sabe mejor, seguro.

Turismo agroalimentario. Este tipo de turismo es una fantástica oportunidad para aprender más acerca de los cultivos de nuestra región. Muchos hortelanos ofrecen la oportunidad de conocer un huerto ecológico de la sierra madrileña, para que los más peques de la familia puedan comprobar de primera mano de donde vienen los alimentos que consumen, e incluso que puedan ellos mismo coger y degustar algunos productos de la huerta.

Visitar museos. Este es el plan imprescindible del verano: se está fresquito, es divertido y aprendemos un montón de cosas. Hay para todos los gustos y para todas las edades así que lo difícil será decidir por cuál empezar.

¿Organizamos una «batalla» de agua? Todos hemos jugado con globos de agua y las batallas han sido tan divertidas como agotadoras. Podemos elegir un parque poco transitado o un jardín y lanzarnos. Eso sí, toca recoger los restos de globos después.

 


En Crece Bien somos profesionales con amplia experiencia en inteligencia emocional. Si tienes alguna duda o necesitas alguna recomendación, te animamos a que contactes con nosotros, estaremos encantados de atenderte. Puedes hacerlo en el correo electrónico informacion@crecebien.es o en el teléfono 910002602.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *