¿Hermanos leones o hermanos delfines? Cómo ayudar a nuestros hijos a llevarse bien

 

¿Podemos ayudar a nuestros hijos e hijas a llevarse bien? ¿Podemos enseñarles a gestionar las diferencias y los conflictos? Hay algunas actividades que podemos llevar a cabo en casa para enseñarles a decir lo que piensan, a pedir lo que necesitan y a quejarse con asertividad con empatía y comunicación eficaz. ¡Desde el respeto! Os lo contamos en el siguiente texto.

 

Los conflictos entre hermanos son muy habituales, sobre todo los primeros años de infancia. Establecer las bases de una buena relación en los primeros años será fundamental para trazar lo que será la relación a futuro. A nosotros nos gusta muchos hablar de hermanos leones y de hermanos delfines. ¿En qué consiste? Pues se trata de hacerles pensar en cómo conviven entre ellos, cómo resuelven los siempre presentes conflictos entre hermanos, si como leones, con un estilo mas agresivo, de competición, o como delfines, con inteligencia, cooperando y mucha, mucha asertividad. Esto ayuda mucho a los niños a que se planteen qué tipo de relación quieren tener.

Y es que, para ser buenos hermanos, la asertividad y la empatía son necesarias en todos los ámbitos –en el colegio, en casa, con amigos…–. Relacionarnos con empatía y asertividad significa relacionarnos poniendo en el lugar de los demás, nos ayuda a entender a las personas y también ayuda a los demás a que nos entiendan a nosotros. Con empatía y asertividad conseguimos resolver los conflictos de forma adecuada y defendernos, ponerles limites a los demás y expresar nuestras quejas.

Relacionarnos con empatía y asertividad nos ayuda a entender a las personas y también ayuda a los demás a que nos entiendan a nosotros

¿Cómo podemos ayudar a los niños a mejorar la asertividad?

Lo primero es ayudar al niño que entienda qué es asertividad y cuando la debemos usar. Para ello, le podemos explicar a los niños que hay tres formas de defendernos o expresar una queja, por un lado, tenemos el asertivo que se defiende con buenas palabras, sin gritar y sin insultos. Por otro lado, estaría el pasivo que no se defiende, se calla y siempre cede. Y, por último, es agresivo que se defiende y expresa su malestar pero con gritos e insultos.

Una vez que el niño lo haya entendido podemos hacer un teatro en familia donde expondremos una situación.

Un ejemplo de situación que podemos simular: Mi hermano me ha cogido sin permiso mi juguete nuevo, y cada uno deberá de representar el papel del agresivo, del pasivo y del asertivo. Después de realizar el teatro le podemos preguntar cómo se han sentido y qué respuesta creen que es la más adecuada.

Además de la actividad anterior, cuando el niño haya tenido un conflicto le podemos preguntar qué cree que habría hecho el asertivo. En este punto, es importante que el niño ensaye la respuesta.

Otra actividad que podemos realizar es contarles a los niños un conflicto que nos haya pasado. Por ejemplo: Les puedo plantear que me he enfado con mi amiga porque ha llegado tarde y preguntarles qué harían si estuvieran en nuestro lugar, que le dirían si fuéramos nosotros los que hemos llegado tarde.

Ideas para practicar la empatía

Aquí es importante preguntarle al niño cómo cree que se siente la otra persona. Para ello es una buena idea aprovechar los conflictos que nos cuenta nuestro hijo. Es decir, si nuestro hijo nos cuenta que en la escuela se ha peleado con su amigo y los dos se han hablado mal podemos preguntarles cómo cree él que se siente su amigo.

También podemos aprovechar el rato que estamos en familia viendo una serie o una película y preguntarle cómo cree que se siente los personajes.

Otra actividad que podemos hacer todos en familia es hacer el juego de “Semanas de las emociones”. Cada semana se dirá una emoción, por ejemplo, alegría, y a lo largo de la semana tendrá que buscar una situación que le haya producido alegría a todos los miembros de la familia.

 

En Crece Bien somos profesionales con amplia experiencia en inteligencia emocional. Si tienes alguna duda o necesitas alguna recomendación, te animamos a que contactes con nosotros, estaremos encantados de atenderte. Puedes hacerlo en el correo electrónico informacion@crecebien.es o en el teléfono 910002602.

Deja una respuesta