Educar en la bondad para construir un mundo mejor

 

La bondad es la cualidad de ser buenas personas, hacer el bien y ser compasivos. Si queremos que nuestros hijos sean bondadosos debemos dar ejemplo. De esto os hablamos en el siguiente texto.

 

Para saber qué nos enseña la bondad debemos comenzar definiendo qué es. Según la RAE se define como la cualidad de ser buena persona, hacer el bien y la amabilidad de una persona hacia otra. Otros autores mencionan que la bondad es la capacidad de ser compasivos, ser capaces de ver y sentir el sufrimiento de los demás e intentar eliminar ese sufrimiento. Aclarado esto, podemos decir que la bondad nos enseña a reconocer el sufrimiento ajeno, a ponernos en el lugar de los demás, a buscar soluciones que sirvan de ayuda y actuar en beneficio de otra persona.

Si nos preguntamos por qué deberíamos educar en la bondad, hay una respuesta clara: la bondad nos hace ser empáticos, ponernos en el lugar de los demás, ser compasivos, cooperativos y, en definitiva, buenas personas. Nos hace saber trabajar en equipo, trabajar juntos por el bien de los demás y de nosotros mismos. Nos ayuda a crear relaciones sanas y de calidad y también nos ayuda a autocuidarnos y cuidar las cosas que más queremos. Por ejemplo, si veo a mi pareja sufriendo y, ante esa situación, empatizo con su dolor y, además, la ayudo y la consuelo, estaré contribuyendo a crear una relación basada en el cariño, el respeto y la ayuda mutua. ¿No os parece importante?

Claves para educar en la bondad

Si queremos que nuestros hijos sean bondadosos, es muy importante dar ejemplo, serlo nosotros, porque los niños aprenden a través de la observación.

Os damos dos claves esenciales para educar en casa en la bondad:

  • Fomentar la empatía. La empatía y la bondad van cogidas de la mano ya que la empatía se refiere a la capacidad de ponernos en el lugar de los demás, mientras que la bondad supone también ponernos en el lugar de los demás y además hacer algo para que la persona que tengamos delante se sienta mejor. Si queremos que nuestros hijos sean bondadosos, primero debemos fomentar su empatía. Una forma de fomentar la empatía es preguntándole a los niños cómo creen qué sienten los demás, por ejemplo al ver una serie o leyendo un cuento le podemos preguntar como creen que se sienten los personajes.
  • Pedir ayuda. Es importante pedir a ayuda a los más pequeños, siempre dentro de sus capacidades. Así les estaremos brindando la oportunidad de ser bondadosos y de sentirse contentos porque han podido ayudar a su familia. Además, también fomentaremos que ellos sean capaces de solicitar ayuda cuando la necesiten.

Una actividad sencilla que podéis hacer en casa

Uno de los juegos que hacemos en el centro consiste en una actividad en grupo en la que cada uno de los niños coge un papel un papel al azar que tiene escrito el nombre de algún compañero del grupo. Entonces, el niño tendrá que ayudar al compañero que le ha tocado en la realización de distintas actividades, ya sea ayudándole a hacer un dibujo o con alguna manualidad. Esto también lo pueden realizar las familias en casa, para ello deberán escribir en papeles el nombre de cada miembro de la familia, luego se pondrán los nombres en un bote, cada uno debe de coger un papel al azar y deberá ayudar durante un día a la persona que les haya tocado, además también es divertido intentar averiguar quién le ha tocado a quien. De esta manera, también fomentamos que la atención vaya hacía las cosas buenas, hace la ayuda que recibimos de los demás.

 

Gema Fuentes, psicóloga en Crece Bien

 

En Crece Bien somos profesionales con amplia experiencia en inteligencia emocional. Si tienes alguna duda o necesitas alguna recomendación, te animamos a que contactes con nosotros, estaremos encantados de atenderte. Puedes hacerlo en el correo electrónico informacion@crecebien.es o en el teléfono 910002602.

¡¡Nuevo Centro Crece Bien!!

En Plaza Patricio Aguado 6. A 100m del Palacio de Hielo de Madrid.

¡Abrimos en Noviembre! Plazo de matriculación abierto

Talleres y sesiones Online y Presenciales para niños, adolescentes y familias

 

Holler Box