Cómo fomentar el pensamiento optimista en niños en tiempos de confinamiento

 

El pasado 8 de abril, nuestra directora, Sonia Martínez Lomas, participó en un webinar gratuito para familias organizado por Padres y colegios. Fue un rato muy entretenido en el que Sonia habló de las emociones de una general, ofreciendo pautas para gestionarlas en estos días de confinamiento, pero también dio algunas recomendaciones para fomentar el pensamiento optimista en los niños (y en los adultos) y para resolver de forma eficaz los conflictos que seguro que en un momento u otro estallan en los hogares durante estos días.

Un juego en familia: el frasco de la felicidad

Ahora que ya sabéis la teoría es momento de pasar a la práctica. ¿Cómo? Pues de la mejor manera posible: con un juego en familia que os ayude a poner en práctica lo que Sonia ha contado en el webinar.

Con este juego recuperaremos lo bueno de cada día, nos ayudaremos a reforzar esa actitud positiva que los niños tienen naturalmente y que muchos adultos van perdiendo por diversos motivos. El objetivo principal es ayudarnos a enfrentar nuestros problemas desde un punto de vista optimista. ¡Allá vamos!

1- Como primer paso necesitaremos conseguir un frasco de vidrio de un tamaño lo más grande posible, porque la idea es llenarlo entre toda la familia durante dos meses. Le pegaremos una pegatina o papel con el título “El frasco de la felicidad”. También es importante dejarlo en un lugar visible de la casa, porque si no lo tenemos a la vista, lo más probable es que nos olvidemos de seguir jugando.

2- A partir de ese momento, todos los días, los participantes del juego, tendrán que pensar en algo positivo que les haya hecho feliz durante el día que, aunque parezca simple, haya marcado una diferencia positiva en nuestro día. Una vez lo tengamos pensado, lo escribimos en un papelito, lo doblamos y lo introducimos en el frasco de la felicidad. (OJO; puede ser la comida, la ducha que me he dado, el desayuno tan rico que he tomado, una visita, ver un pájaro construir su nido, apreciar un día soleado después de tantos días de lluvia, el café que compartí con algún amigo por videollamada…) Estas pequeñas frases pensadas, escritas y leídas cada día, se graban en el cerebro de forma sorprenderte y, con el tiempo, tus pensamientos y acciones cobran un tono más optimista y alegre.

3- Cuando pasen 2 meses, abriremos el frasco (que seguramente esté llenísimo), y llegó el momento de leer todos los mensajes positivos escritos. Es muy poderosa la sensación de darte cuenta cuántos momentos de felicidad te ocurrieron durante ese tiempo transcurrido.

4- No tires los mensajes acumulados en esos 2 meses. Cuando sientas que tienes muchos acontecimientos o experiencias adversas seguidas en tu vida, te ayudará leer los mensajes y pensar que, del mismo modo que superaste cosas cada día y conseguiste ver algo positivo del día, lo podrás lograr hacer en estos momentos difíciles. Este juego puede ayudar mucho a todos y especialmente a los niños, para: que aprendan a reflexionar sobre todo lo bueno que les sucede al cabo del día. aprender a apreciar los pequeños detalles, como un beso, una caricia, una sonrisa. diferenciar los grandes problemas de las situaciones simples. mejorar la comunicación familiar y del grupo que participa del juego. auto motivarse releyendo los mensajes. Al releer los papelitos escritos, tu actitud va a empezar a cambiar sin darte cuenta.

Recursos recomendados

  • En este cortometraje para niños podemos observar cómo un canguro ayuda al cordero a cambiar su pensamiento cuando una situación adversa ocurre.
  • Con este vídeo podemos observar la diferencia de tener un pensamiento pesimista vs. optimista y las distintas formas de actuar en cada uno de ellos.
  • En este otro vídeo se hace hincapié en la importancia del buen trato, en la amabilidad. Enumera beneficios que nos ofrece y la música y el ritmo nos hacen vivir una energía que nos ayuda a sentirnos más optimistas.
  • Y, por último, en este vídeo se explica el poder del pensamiento positivo que puede ayudar a las familias. Si quieres aprender más sobre ello, puedes ponerte este vídeo para aprender más sobre este concepto tan importante.

 

En Crece Bien somos profesionales con amplia experiencia en inteligencia emocional. Si tienes alguna duda o necesitas alguna recomendación, te animamos a que contactes con nosotros, estaremos encantados de atenderte. Puedes hacerlo en el correo electrónico informacion@crecebien.es o en el teléfono 910002602.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *